01
Jun

Cómo cambiar el color de un mueble oscuro a claro

Muchas veces en nuestra casa tenemos muebles a los cuales quisiéramos cambiarles el color pero no nos atrevemos por el hecho de pensar en que es imposible pintar un mueble oscuro de un color claro.

Lo cierto es que esto es completamente posible, por lo que llegado el momento de querer cambiar el color del mueble oscuro a claro, se pueden tomar una serie de acciones de las que hablaremos a continuación.

Cómo cambiar un mueble de color oscuro a blanco

Descubrir el acabado del mueble

Lo primero que debemos hacer es verificar el acabado del mueble, es decir, si ha sido pintado con tinte, barniz, pintura o melanina.

Limpiar el mueble con un paño con acetona

Al momento de hacer el procedimiento, se debe limpiar el mueble con acetona para quitar todas las partículas de polvo que pueda contener y con ello, tener un acabo limpio listo para manipular.

Ahora si es momento de cambiar el color del mueble de oscuro a blanco

  • Aplicar imprimación para sellar la superficie del mueble y permitir que agarre la nueva pintura de forma fácil.
  • Dejar secar.
  • Lijar el mueble.
  • Limpiar el polvo restante.
  • Pintar del nuevo color, en este caso, blanco.

En pocas palabras, lo importante es cuidar el mueble a la hora de cambiar su color y asegurarse de que el nuevo color agarre a la perfección el tono deseado.

Para esto es necesario siempre lijar, y al momento de hacerlo, lo primordial es que la técnica sea cuidadosa, quitando todos los residuos de la antigua pintura pero cuidando que el mueble no sufra daños ni alteraciones en su diseño original.

Es así como, podemos pasar de un mueble marrón oscuro a uno blanco en cuestión de unos cuantos días, dejando secar el producto y tomándonos el tiempo exacto para que todo el procedimiento se haga como es debido. En At Muebles somos expertos en muebles a medida en Madrid.

Cómo cambiar el color de un mueble de madera sin lijar

Al ser de madera es mucho más fácil pintar un mueble sin necesidad de tener que lijarlo, y tal vez esto se piense si se desea quitar el color que tiene, para cambiarlo por uno nuevo.

Pero en este caso hablamos de muebles de madera en su estado original, que para pintar no requieren de lija y lo que debemos hacer es lo siguiente:

  • Limpiar la superficie: Es importante limpiar toda la superficie del mueble que se vaya a trabajar con pintura, y esto se hace con un trapo húmedo para retirar muy bien el polvo y tener una superficie limpia, completamente lista para pintar.
  • Aplicar la primera capa de imprimación: La capa de imprimación es importante para proteger el mueble y para lograr que el color nuevo quede en su tono adecuado. Lo que se debe hacer es agregar una capa de esto y dejar que se seque para seguir con el procedimiento de pintura.
  • Aplicar la pintura acrílica: Por último, se le agrega al mueble la pintura con la que se desea crear el color esperado y listo. Serán necesarias las capas suficientes que logren el color deseado.